Capítulo 1. La división geográfica y etnolingüística de Ucrania.

(Extracto del libro “Ucrania: una historia de su tierra y sus habitantes”, de Paul-Robert Magocsi. En concreto se trata del capítulo 1 de la Primera Parte del libro: Notas introductorias. Época anterior a la Rus de Kiev.)

 

Territorio y geografía.

Existen dos modos de abordar el establecimiento del territorio de Ucrania. Según el primero, el territorio lo marcan las fronteras políticas contemporáneas del país ucraniano. El segundo se basa en criterios etnolingüísticos: el grupo etnolingüístico lo forman personas, las cuáles hablan el mismo idioma, más concretamente, dialectos del mismo idioma, y tienen rasgos etnográficos en común. Así que el territorio etnolingüístico ucraniano lo conforman las tierras adyacentes pobladas de ucranianos étnicos, situadas tanto dentro como fuera de la frontera ucraniana.

El territorio ucraniano comprende 603.700 km2, más que cualquier país europeo salvo Rusia. O dicho con otras palabras, Ucrania equivale aproximadamente a Alemania y Gran Bretaña juntas, a los estados estadounidenses de Arizona y Nuevo México juntos, o a la provincia canadiense de Manitoba. El territorio etnolingüístico ucraniano (al que pertenece no todo el territorio de Ucrania pero sí su mayor parte) tiene 750.800 km2, equivale aproximadamente a Alemania, Austria e Italia juntas, o al estado de Texas en Estados Unidos.

La geografía tanto de Ucrania como del territorio etnolingüístico ucraniano es bastante homógenea. Casi toda la superficie es ocupada por grandes llanuras y mesetas, pocas veces superan los 500 metros sobre el nivel del mar. Son las tierras bajas que atraviesan las orillas del norte de los mares Negro y Azov, las grandes llanuras al este del río Dnipró, las llanuras bajas pantanosas del noroeste, y unas mesetas más altas con colinas inclinadas al oeste y en el extremo este. Fuera de las fronteras de Ucrania pero dentro de su territorio etnolingüístico, esto es, al este del mar de Azov, se abren paso tierras bajas, al igual que al norte del Mar Negro. Por tanto, llanuras y mesetas no muy altas conforman los rasgos predominantes y de algún modo monótonos del paisaje ucraniano. Justo esto motivó al geógrafo ucraniano Stepán Rudnytskyi escribir a principios del siglo XX que nueve de cada diez ucranianos nunca han visto una montaña y ni siquiera saben qué pinta tiene[1]..

Las montañas en Ucrania se sitúan a lo largo de su frontera. En el extremo oeste se abre paso el sistema norte-central de los Cárpatos siendo el Hoverla su pico más alto, llegando a los 2061 metros de altitud. En el extremo sur de la península de Crimea, es decir, fuera del territorio etnolingüístico ucraniano, se extienden los Montes de Crimea con su pico más alto, el Roman-Kosh, llegando a 1543 metros de altitud. Las montañas del Cáucaso, con más de 5000 metros de altitud se encuentran en el sureste, alejadas al sur del territorio etnolingüístico ucraniano. Así que, las únicas montañas “ucranianas” son las de los Cárpatos, que ocupan no más del 5% del territorio ucraniano.

La geografía llana de Ucrania muestra la falta de fronteras naturales. Incluso en las pequeñas áreas de los Cárpatos ucranianos hay un par de corredores que permiten la comunicación. Al no tener ninguna barrera geográfica, Ucrania históricamente ha sido accesible a todos los pueblos que han querido entrar en ella con distintas intenciones: amistosas u hostiles.

Así que las mesetas y las grandes llanuras que cubren todo su territorio favorecen el contacto y los desplazamientos a Ucrania, pero además hay que sumarle el sistema fluvial, que vertebra una red de conexiones entre el norte y el sur muy bien comunicada. La mayoría de estos ríos pertenecen a la cuencua fluvial del Mar Negro. Los más importantes discurren de norte a sureste y suroeste, desembocando en el Mar Negro o en su adyacente Mar de Azov. Estos ríos son, de este a oeste: Dníster, Bug Meridional, Dnipró -que desembocan en el Mar Negro-, y Siverskyi Donets, afluente del Don que tuerce para desembocar en el Mar de Azov.

En el extremo suroeste, el territorio ucraniano lo baña el río Danubio, que desemboca en el Mar Negro. En el extremo este discurre el río Kubán, que desciende desde las montañas del Cáucaso y tuerce al oeste cruzando el territorio etnolingüístico ucraniano para desembocar en el Mar de Azov. Y a lo largo de las fronteras más al oeste de Ucrania sólo hay tres ríos que no pertenecen a la cuenca fluvial del Mar Negro: el Bug Occidental y el San, que discurren al norte hacia el Vístula (río de la cuenca fluvial báltica), y el Tisa, que naciendo en el sur de los Cárpatos, tuerce en primer lugar hacia el oeste, y luego al este por la llanura del Danubio medio hasta desembocar en este río.

Las cuencas fluviales bálticas y del Mar Negro están muy relacionadas en el oeste Ucrania, durante siglos fueron vías de comunicación muy importantes uniendo el Mar Báltico y el Mar Negro a través de los ríos Vístula, Bug Occidental, San y Dníster. Pero la mayor importancia histórica la tiene el Dnipró, que une las ciudades norteñas de Bielorrusia y Rusia con el Mar Negro, y luego, a través del Estrecho del Bósforo conecta con el Mar Egeo y el Mar Mediterráneo.

Clima.

La temperatura de Ucrania, al igual que el paisaje, casi no tiene cambios bruscos. La temperatura media anual en la mayor parte de su territorio se sitúa entre los 6 y los 9 grados centígrados. Tan sólo en la costa del Mar Negro la temperatura media es más alta: Odessa +9.8 y en Yalta (Crimea) +13.4.

La temperatura media de Ucrania (entre +6 y +9) es mucho más baja que en Europa central y del oeste. Por ejemplo, en Londres, que está situada más al norte que todas las ciudades ucranianas salvo Chernihiv, la temperatura media es de +10.3. Este clima se debe a los inviernos severos. En la tabla que mostramos abajo con ciudades del oeste de Europa se ve que las ciudades ucranianas se caracterizan por tener temperaturas medias en invierno mucho más frías y un poco más cálidas en verano:

Enero Julio   Enero Julio
Lviv -4.6 +18 Londres +3.5 +17.9
Kiev -6.2 +19.2 Bruselas +2 +18
Kharkiv -8.3 +20.9 Frankfurt +0.7 +18.7

 

Así que el clima de Ucrania es más parecido al de Toronto (con temperaturas de -5 en enero y +20 en julio) que a las temperaturas de Europa del oeste.

 

Recursos naturales

Ucrania se considera una región agrícola rica gracias a su gran llanura, a su clima continental suave y a la cantidad suficiente de precipitaciones atmosféricas. Dos tercios del suelo ucraniano son de tierra negra ya que Ucrania pertenece a los países con tierras más fértiles del mundo y era el granero de los Estados que han gobernado estos territorios, primero el Reino de las Dos Naciones, luego el Imperio Ruso y finalmente la URSS. Ucrania siempre ha sido rica en verduras, en transformación primaria (cáñamo, girasol, remolacha azucarera) y en cereales (trigo, maíz, centeno, cebada). Justo antes de la primera guerra mundial, el trigo autóctono ucraniano representaba el 98% de las exportaciones del Imperio Ruso de este producto, cultivándose en su territorio el 84% de maíz, el 75% de centeno y el 73% de cebada de todo el Imperio Ruso. Por otra parte, la facilidad para obtener cosechas no favorecía los avances y técnicas del sector agrícola que predominaban en los lugares con condiciones climáticas menos favorables. Además, Ucrania es rica en minerales. La sal que utilizaban desde la Edad Media para conservar productos era una fuente de ingresos para Galitzia y Crimea, de donde se extraía. A finales del siglo XIX en el territorio de Ucrania (incluído el sur central y el oeste) se encontraron yacimientos de hulla, de mineral de hierro y de manganeso, que han convertido al país en uno de los más importantes centros mundiales de industria pesada. Estas zonas de industria se crearon en el territorio industrial de la cuenca del Dnipró, que se puede marcar con un triángulo entre Kryvyi Rig, Dnipropetrovsk y Zaporizhzhya, y también la región del Donbas (que incluye el territorio del tajo de Donetsk y el curso bajo del río Donets). A principios del siglo XX estas dos regiones están entre los centros más grandes de industria pesada del mundo.

 

La división administrativa y etnolingüística de Ucrania

Ucrania se divide en 24 óblast[2] y una república autónoma: Crimea. Salvo algunas excepciones, los límites del óblast no coinciden con las regiones territoriales históricas del país, aun cuando utilizan sus nombres históricos. En esta obra vamos a mencionar con más frecuencia las regiones históricas, concretamente (de oeste a este): Transcarpatia, Bukovina, Chernihivshchyna, Poltavshchyna, Slobozhanshchyna, Zaporozhzhya, Donbass, Prychornomoria, Crimea y Kubán.

Las fronteras ucranianas etnolingüísticas no coinciden con las fronteras actuales del país. Esto hace a Ucrania similar a muchos otros países del mundo donde existe: primero, un grupo etnolingüístico dominante (también llamado nación titular) dentro de las fronteras del país y fuera en los territorios de países vecinos; segundo, uno o dos grupos etnolingüísticos distintos del dominante, y a veces más numeroso que éste.

El idioma ucraniano es uno de los catorce idiomas eslavos que existen, los cuales se dividen en: eslavos occidentales (polaco, casubio, sorbio, checo y eslovaco), eslavos meridionales (esloveno, croata, serbio, macedonio y búlgaro) y eslavos orientales (ruso, bielorruso, ucraniano y rusino). El ucraniano, como idioma eslavo oriental, estructuralmente es parecido a bielorruso y ruso, aunque algunos de sus dialectos, sobre todo los del oeste de Ucrania, se formaron con una fuerte influencia de los idiomas polaco y eslovaco.

Los lingüístas normalmente dividen los dialectos ucranianos en tres grupos: 1) los dialectos septentrionales, que se hallan en Polisia, Volinia del Norte, Kyivshchyna y Poltavshchyna; 2) los dialectos orientales, que se hablan en numerosos territorios al este y al sur de la línea imaginaria que une las ciudades de Zhytomyr y Odesa, y 3) los dialectos occidentales, que se extienden por Volinia del Sur, Podolia, Galitzia, Bukovina del Norte y Transcarpatia. El idioma ucraniano, hasta cierto límite refleja el mapa geográfico del país con sus grandes llanuras y mesetas. Es decir, entre los idiomas de los grupos dialécticos septentrionales, orientales e incluso occidentales, las diferencias son insignificantes. Únicamente en el extremo oeste, a ambos lados de los Cárpatos (en Transcarpatia y las tierras pobladas por eslavos del este en el sureste de Polonia y noroeste de Eslovaquia) la cantidad y el grado de las diferencias entre los dialectos locales crece más; tanto que, a menudo, entre los científicos y los hablantes de estos dialectos aparecen discusiones muy enconadas sobre si se pueden considerar ucranianos étnicos o una etnia diferente: rutenos de los Сárpatos.

Existen, por supuesto, muchos otros idiomas que se hablaban en el pasado y que ahora siguen hablando los habitantes de Ucrania, que si tenemos en cuenta el hecho de que éstos llevan viviendo en este territorio siglos, pueden considerarse sus habitantes autóctonos. Aquí están representados los idiomas de casi todas las familias de lenguas europeas: eslavas (ruso, bielorruso, rusino de los Cárpatos, polaco y búlgaro), germanas (alemán y yidish), latinas (rumano y moldavo), túrquicas (tártaro de Crimea, gagaúzo y azerí), ugrofinesas (húngaro), griego y armenio. A menudo, coloquialmente se utiliza una forma del idioma muy diferente al idioma estándar, entre ellos el surzhyk (la mezcla no oficial de ruso y ucraniano) entre rusoparlantes, el griego tártaro entre grecoparlantes o el plattdeutsch (“bajo alemán”) entre la población germanoparlante.

Población

Según el censo de la población de 2001 en Ucrania viven 48.2 millones de habitantes. Más de dos tercios, 37.5 millones de habitantes (77%) son de etnia ucraniana, el resto, 11 millones de habitantes (23%) pertenecen a otras minorías nacionales o etnolingüísticas (ver tabla 1.1)

Tabla 1.1

Configuración étnica de Ucrania, 2001[3]

Etnia Habitantes Porcentaje
 

Ucranianos

Rusos

Bielorrusos

Moldavos

Tártaros de Crimea

Búlgaros

Húngaros

Rumanos

Polacos

Judíos

Armenios

Griegos

Tártaros

Gitanos

Azerbayanos

Georgianos

Alemanes

Gagaúzos

Otros

 

37 542 000

8 334 000

276 000

259 000

248 000

205 000

157 000

151 000

144 000

104 000

100 000

92 000

73 000

48 000

45 000

34 000

33 000

32 000

177 000

 

77.8

17.3

0.6

0.5

0.5

0.4

0.3

0.3

0.3

0.2

0.2

0.2

0.2

0.1

0.1

0.1

0.1

0.1

0.4

Total 48 241 000 99.4

 

A pesar de que los ucranianos étnicos forman tradicionalmente la mayoría de la población del país, la proporción entre habitantes urbanos y rurales ha cambiado notablemente durante los últimos dos siglos. Por ejemplo, en 1897 sólo el 30% de los habitantes de las ciudades ucranianas eran ucranianos étnicos, pero esta proporción creció constantemente hasta alcanzar el 67% en 2001. En cuanto a las minorías étnicas, las personas de etnia rusa vive básicamente en las regiones urbanas industriales del este de Ucrania, los judíos y bielorrusos en las ciudades de todo el país, y los tártaros de Crimea básicamente en las ciudades de Crimea. El resto de los grupos viven básicamente en el territorio rural: los moldavos pueblan las tierras adyacentes a Moldavia, los polacos están anclados en los territorios de Volynya y Galitzia oriental, los búlgaros se sitúan al sur de Besarabia, los húngaros en el sur de Transcarpatia, los rumanos en el norte de Bukovina, y los griegos en la costa del Mar Negro (en los alrededores de Odessa) y en la costa del Mar de Azov (en los alrededores de Mariúpol).

Además de 37.5 millones de ucranianos étnicos que viven dentro de las fronteras de Ucrania, según los datos de 2001, 1.4 millones de habitantes más viven en el territorio etnolingüístico ucraniano perteneciente a países vecinos (ver tabla 1.2).

Tabla 1.2

Ucranianos étnicos fuera de las fronteras de Ucrania, 2001[4]

(en los territorios etnolingüísticos ucranianos adyacentes)

Rusia (Óblast de: Kursk, Bélgorod, Voronezh, Rostov y Krai de Krasnodar) 617 000
Moldavia 600 000
Bielorrusia (Óblast de Brest y Óblast de Gómel) 108 000
Rumanía 52 000
Eslovaquia 11 000
Polonia 6 000
Total 1 394 000

 

En Bielorrusia los ucranianos viven en los valles pantanosos del río Prypiat; en Polonia, a lo largo de la frontera oriental del país (regiones históricas de Polaquia, Jolmshchyna, Lemkivshchyna y Nadsiannia); en Eslovaquia, en el extremo noroeste (Priashivshchyna); en Rumanía, en Maramures, Bukovina del Sur y al lado del delta del Danubio; en Moldavia, a lo largo de sus fronteras norte y este; en Rusia, en los valles de los ríos Don y Kubán.

Además de ucranianos que viven en las regiones adyacentes a las fronteras ucranianas, en la ex Unión Soviética y en el resto del mundo, viven más de 6.2 millones de descendientes de ucranianos étnicos (ver tabla 1.3), que emigraron a estos territorios durante los siglos XIX y XX.

Tabla 1.3

Ucranianos étnicos fuera de las fronteras del territorio etnolingüístico ucraniano sobre el año 2000[5]

Rusia 2 350 000
Kazajistán 896 000
Uzbekistán 154 000
Kirguistán 108 000
Tadjikistán 41 000
Turkmenistán 36 000
Letonia 70 000
Estonia 29 000
Lituania 22 000
Bielorrusia 129 000
Polonia 25 000
República Checa 8 000
Serbia 5 000
Hungría 5 000
Bosnia y Herzegovina 4 000
Croacia 2 000
Otros países europeos 93 000
Canadá 1 100 000
Estados Unidos 893 000
Resto de América 170 000
Australia 20 000
Total 6 174 000

 

Según los datos reflejados, en el mundo viven 45.1 millones de ucranianos étnicos; otras fuentes llegan hasta 51.8 millones.

Nombre del territorio y etnia

A lo largo de su existencia al territorio ucraniano y a sus habitantes se les ha llamado de distintas formas, cosa que a menudo ha ocurrido con muchos otros territorios y etnias del mundo. La cuestión del nombre del territorio y de la etnia es inseparable de su desarrollo histórico. Así que no es extraño que los distintos nombres dados a Ucrania y a los ucranianos en el pasado a menudo hayan reflejado una cierta posición política, y a veces simplemente negaban la existencia de los ucranianos étnicos como nación propia.

Hasta épocas recientes las noticias sobre Ucrania fuera de sus fronteras procedían de fuentes rusas secundarias. Desde la segunda mitad del siglo XVII en que el Principado de Moscú primero y luego el Imperio Ruso empezaron a controlar la mayor parte del territorio de Ucrania, los autores rusos han incluido a Ucrania en la historia de Rusia. Bajo estas circunstancias los nombres antiguos obtuvieron nuevos significados. La Rus de Kiev medieval se convirtió en Rusia de Kiev, su cultura y sus habitantes se convirtieron en “rusos” o “rusos antiguos”. En épocas posteriores, a todas o a algunas tierras ucranianas las llamaron Rusia Menor, Rusia Meridional, Rusia Occidental (junto a Bielorrusia) o Nueva Rusia (la parte esteparia y la costa del Mar Negro); y los habitantes del Imperio que eran eslavos orientales les llamaban pequeños rusos. Las tierras ucranianas que no pertenecían al Principado de Moscú o al Imperio Ruso a veces eran llamadas Rutenia, y su población eslava oriental era llamada rutena.

Los nombres geográficos y etnónimos “Rusia” de Kiev / “rusos antiguos”, Rusia Menor / pequeños rusos, Rutenia / rutenos, todavía se pueden encontrar en artículos sobre Ucrania antiguos e incluso contemporáneos escritos por autores europeos, estadounidenses y de otras partes del mundo. En esta obra, que aborda principalmente el desarrollo histórico del territorio que se encuentra dentro de las fronteras de la Ucrania contemporánea, para marcar el territorio vamos a emplear el término “Ucrania”, y usaremos el término “ucranianos/as” o “ucranianos étnicos” para referirnos al principal grupo étnico de este territorio. Cuando se trate la época medieval, aproximadamente del siglo IX al XIV, a este territorio le llamaremos “Rus” o “Rus de Kiev”, y a sus habitantes “rus” o “pueblo de Rus”. El paso gradual de utilizar el nombre “Rus” a “Ucrania”, y “pueblo de Rus” a “ucranianos” es análogo en este libro al uso de los nombres francos / franceses o romanos / italianos en los libros de historia de Francia o Italia.

[1] Stepán Rudnytskyi, Ukraine: The Land and Its People (New York, 1918), p.25.

[2] El óblast equivaldría en España a Comunidad Autónoma. Éstas se dividen en raiones, que suelen equivaler a comarcas, pero debido a que hay grandes ciudades que se dividen en raiones, en tales casos se traducirá como distrito. (N del T)

[3] http://2001.ukrcensus.gov.ua/eng/results/general/nationality/

[4] Los datos han sido obtenidos de las estadísticas oficiales anuales de Rusia, Moldavia, Bielorrusia, Eslovaquia, Rumanía y Polonia.

[5] Los datos se han obtenido de las estadísticas oficiales anuales de Letonia, Estonia, Lituania, y también de: V. Kubijovyc et al., “Ukrainianas”, en Encyclopedia of Ukraine, Vol. V, ed. Danylo Husar Struk (Toronto, Buffalo and London, 1993), p. 460.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Noticias y política. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s