El Ayuntamiento de Jerez elimina a personas incómodas a través de un ERE

Carta al Director, de Julia Rosa Muñoz, publicada en Diario de Jerez:

Soy Trabajadora Social de los Servicios Sociales del Ayuntamiento de Jerez y estoy en la lista del ERE. El Ayuntamiento dice haber seguido criterios de competencia técnica, experiencia, formación, etc… y también que ha sido mi Concejala Delegada la que me ha señalado (lo dice el Expediente).

Llevo ejerciendo como Trabajadora Social hace 24 años. He desarrollado mi trabajo, tanto en la administración pública (Junta de Andalucía, SAS-Salud y Ayuntamiento de Jerez), como en la iniciativa social (Centro de Discapacitados de San Juan Grande; Atención al Menor “Villela Or Chive” y Centro de Acogida de Inmigrantes).

Accedí a trabajar en la Delegación de Bienestar Social a través de la Bolsa de Trabajo Municipal en la que estaba la nº 1. He alcanzado la máxima puntuación posible en cada uno de sus apartados (experiencia, formación, etc) y sigo en la actualidad en el primer puesto. Superé la fase de oposición en la convocatoria de plazas a Trabajadora Social en el año 2003, en la que no obtuve plaza fija.

Ejercí como profesora y supervisora de prácticas en la Escuela Universitaria de Trabajo Social de Jerez durante cinco años. Me dedique a la formación de alumnos/as en las técnicas y habilidades del Trabajo Social y en el desarrollo práctico de la profesión, coordinándome con profesionales del Trabajo Social que acogían a alumnos en prácticas, en numerosos Centros Públicos y Privados.

Soy una de las dos únicas trabajadoras sociales incluidas en el ERE municipal, de entre las alrededor de 40 que componen la plantilla municipal. La otra trabajadora social elegida, tiene 23 años de antigüedad en el Ayuntamiento y una dilatada experiencia y formación.

El Ayuntamiento tiene un plantel de magníficos profesionales en los Servicios Sociales, pero evidentemente y objetivamente, no soy de las dos menos formadas, competentes y experimentadas, ni tampoco ninguna de las demás trabajadoras sociales y educadoras incluidas en la lista.

No me indigna solo quedarme en paro, casi tres millones de personas han engrosado el desempleo, durante los últimos tres años, en nuestro país. Me indigna la mentira, me indigna la hipocresía, me indigna la falta de respeto y la discriminación a las personas por sus ideas políticas y sindicales.

Sé porque estoy en el ERE, por “roja”. Por haber sido Delegada Sindical de CC.OO., por haber levantado la voz y haber participado en todas las reivindicaciones y movilizaciones de los trabajadores municipales, por manifestar siempre mi opinión de manera respetuosa y rigurosa, por no tener que agradecer nada a nadie. Y como yo, gran parte de los trabajadores incluidos en el ERE.

Existen alternativas económicas al ERE y el Ayuntamiento no las quiere aplicar, porque lo que realmente quiere es deshacerse, bajo la escusa de los recortes, de las personas que puedan incomodarles, que puedan defender el Servicio Público, y, de camino, privatizar los servicios que pueda, no para mejorarlos, sino para entregarlos a los que se benefician económicamente de ellos.

Julia Rosa Muñoz

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Noticias y política. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s