La Pizarra Solidaria. 12 de junio de 2009

Amazonas

Además de ser el río más caudaloso y largo del mundo y además de ser la mayor selva del planeta, Amazonas también da nombre a estados de diferentes países, uno de ellos el Perú. Ahora esta región es noticia, lamentablemente por sucesos horribles. El martes, Carlos, peruano de
aquel estado fluvial, envió un email desde la oficina de Intermón en Sevilla, donde trabaja. Hace ya seis años que conocí a Carlos en Madre Coraje. Siempre que alguien le pregunta el nombre de su ciudad, se ríe, porque sabe que Chachapoyas provocará la risa o el sonrojo de su interlocutor. Carlos fue una de las primeras personas que me abrió la ventana para que me asomara al mundo, despertándome el gusanillo de la solidaridad y de la Educación para el Desarrollo. El email decía así:

Es tremendo lo que está pasando en mi tierra. Obviamente la responsabilidad política deja mucho que desear en el Perú. Nosotros trabajamos por defender la tierra y sus recursos desde nuestras mesas y organizaciones. Los grupos étnicos de la amazonía la defienden porque viven en ella.”

Adjuntaba la noticia de EFE en la que se recogen datos, testimonios y fotos de la masacre que, hasta el martes, había provocado la muerte de 9 policías (en su propio fuego cruzado, según testimonios, ya que los pobladores no poseen armas de fuego) y 25 indígenas:

“El viceministro de Justicia, Erasmo Reyna, anunció que se denunciará a todos los responsables por las muertes y la destrucción en Bagua, porque “estos no son actos de protesta, sino de destrucción, porque hubo muertos, entre ellos policías y civiles inocentes“.

El gobierno tiene claro quiénes son los responsables. “El presidente Alan García dijo que tras las protestas hay intereses ocultos para impedir el desarrollo del país: Eso solo le interesa a potencias petroleras que quieren mantener a otros países como compradores de petróleo y no quieren que desarrollen sus riquezas. Y acusó al líder indígena Alberto Pizango de haber caído en un nivel delincuencial“.

Pero en Amazonas no opinan lo mismo: “la enfermera Teresa Romero, del hospital de Bagua Chica, declaró al Canal N que tienen 40 heridos todos de bala, han sido balas al cuerpo, a la cabeza, al abdomen, porque ellos (los policías) han querido matar a los hermanos.”

Las protestas contra los decretos legislativos que ningunean a estas poblaciones para poder destruir plácidamente la Amazonía duran ya dos meses, pero cuando los protagonistas son los “nadies”, la noticia no es noticia: hasta que no murieron los policías no saltó a los medios. Los nadies, como dice Eduardo Galeano, cuestan menos que la bala que los mata; no figuran en la historia universal, sino en la crónica roja de la prensa local.

Jerez Información. Suplemento La Tiza.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s