La Pizarra Solidaria. 16 de enero

Año nuevo, miserias viejas

 

Ni los coches viajan por el aire, ni hemos
colonizado la luna, ni nada de nada. Lejos de eso, vivimos en un mundo donde
casi el 80% de la humanidad sigue disponiendo de tan sólo el 20% de los
recursos y el hambre sigue matando a más de 30 mil personas a diario. Aunque
bueno, estoy pecando de ingenuidad, ya que estoy dando por sentado que ese
“progreso” llegará cuando vivamos en un mundo libre de pobreza. Así debería
ser, pero la realidad y la historia nos enseñan justamente lo contrario: mientras
el hambre asola a millones de personas, en el mal llamado Primer mundo diseñamos
ipods, móviles de última generación, pintalabios que no manchan y en Europa nos
gastamos en helados mucho más dinero que el necesario para abastecer de agua
potable y sanidad básica a toda la humanidad.

Es más, no es ni siquiera una paradoja, son caras
de la misma moneda. Por ejemplo, para fabricar móviles se necesita coltán, y en
el Congo saben mucho de eso. La riqueza económica desmesurada de los países
desarrollados se ha cimentado esquilmando a los países mal llamados
tercermundistas, países que siguen siendo exprimidos por las naciones y
corporaciones del Norte y las oligarquías de los países del Sur. Además, este
sistema no es universalizable: faltan recursos. En China se abre una central de
carbón cada semana (has leído bien: cada semana) y si todos los chinos
consumieran como nosotros, en 50 años acabaríamos con los recursos de la Tierra,
y por tanto, adiós riqueza. Y, ¿quiénes somos nosotros para decirles a los
chinos, nigerianos o haitianos que no pueden consumir como los españoles?

Necesitamos reducir nuestro consumo y construir un
sistema alternativo que ponga los mercados al servicio de las personas, y no a
las personas al servicio de este nuevo dios llamado mercado. Aspectos como la
sanidad, la educación y los alimentos no pueden ser objeto de especulación; el
año pasado la cifra de personas que padecieron hambre aumentó en 100 millones
por la subida de precios alimenticia fruto de la especulación. Para
muchas personas, la crisis no estalló el año pasado, llevan toda su vida en
crisis.

Jerez Información

Suplemento La Tiza

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s