Escándalo

 
Normalmente no cuelgo cosas tan seguidas, para que no os saturéis… pero la noticia que he leído hoy se merece la mayor de las atenciones… qué triste.
 
¡¡¡ESCÁNDALO¡¡¡
 
Un texto filtrado a Oxfam dice que la UE "chantajea" a los países del Pacífico Sur con la AOD
Oxfam afirma que la Unión Europea utiliza la ayuda al desarrollo "para que estos países acepten unas condiciones que les son perjudiciales” en el ámbito comercial y dice que en lugar de “amenazas” la UE debe promover acuerdos flexibles.

Europa Press (05/08/2007)
La UE "chantajea" a los países del Pacífico Sur condicionando la Ayuda Oficial al Desarrollo a la firma de acuerdos comerciales en los que se incluyen cláusulas que resultan "claramente perjudiciales" para sus economías, como ha puesto de manifiesto un documento interno de la Comisión Europea filtrado a Oxfam Internacional.

El documento, al que ha tenido acceso Europa Press, es un correo electrónico remitido por el segundo responsable de Cooperación Regional e Integración para los países ACP (África, Caribe y Pacífico), Francesco Affinito, y dirigido al Secretariado del Foro de las Islas del Pacífico, entre otros receptores.

En él se desglosa la ayuda oficial prevista por la UE para la región, una cantidad que asciende a 95 millones de euros a repartir entre distintos programas de desarrollo. Sin embargo, bajo el cómputo pueden leerse las condiciones. La primera es el tiempo: "si la EPA (acuerdo sobre reglas que rigen las relaciones comerciales) con el Pacífico se firma antes del 1 de diciembre de 2007, la programación regional se hará efectiva antes de finales de año". El plazo máximo está fijado en enero de 2008.

La segunda condición reza: "Un ‘no’ a la EPA significaría una reducción de aproximadamente el 48%" de los fondos de ayuda presupuestados. La tercera cláusula afirma que si el Pacífico sólo firma los acuerdos de la EPA que versan sobre comercio de bienes, "perderá el 26%" de los 95 millones prometidos.

La Unión Europea se encuentra negociando con los países de la ACP las ayudas al desarrollo y los acuerdos comerciales simultáneamente. Lo que persigue es que estos Estados suscriban, además de los acuerdos que versan sobre aranceles y comercio de bienes tangibles, otros dos convenios relativos a la explotación de servicios, la propiedad intelectual y las reglas vinculadas con el funcionamiento del comercio dentro de cada país.

Se negocian así liberalizaciones de mercados, que las empresas europeas tengan o no acceso a licitaciones en países de la ACP, la libre entrada de empresas europeas en la explotación de, por ejemplo, mercados de energía, y todas aquellas normas que cada gobierno impone a las compañías extranjeras cuando éstas quieren operar en su territorio.

El doble chantaje europeo

Como medida de presión, según Oxfam Internacional, la Comisión Europea está haciendo "dos grandes chantajes. Por un lado el tiempo, porque la UE ha fijado el límite en enero de 2008”. Si para entonces los países del sur del Pacífico no han suscrito la EPA tal cual la propone la UE, se aplicará "un sistema comercial mucho más perjudicial para ellos que el actual, es decir, estos países exportarán menos".

“El segundo chantaje es la propia ayuda al desarrollo, que se utiliza para que estos países acepten unas condiciones que les son perjudiciales". Esta es, según Oxfam, la más flagrante de las condiciones porque la negociación se está haciendo con algunos de los países más pobres del mundo, en los que la supervivencia de la población depende del flujo de estas ayudas.

El coordinador de Campañas en el Sur de Intermón Oxfam, Carlos Galián, explicó a Europa Press que la Unión Europea está negociando en estos momentos con 76 países, más de la mitad de los cuales están entre los más pobres del mundo y lo está planteando "entre iguales" cuando "las diferencias económicas y de nivel de desarrollo son abismales entre los dos bloques".

"Mientras hasta ahora había primado una relación asimétrica, la Unión Europea negocia ahora presionando con otro tipo de armas haciendo un uso completamente indebido de la ayuda al desarrollo para conseguir que estos países tan pobres acepten una mala negociación comercial, que les empobrecería aún más", denunció Galián.

El problema, prosiguió, es que hasta ahora "este tipo de amenazas habían sido más o menos veladas, pero por primera vez la Comisión Europea reconoce que está condicionando la cantidad de ayuda que destinará a cada región, a si esta acepta o no sus reglas de juego", cuando, si lo que quiere de verdad es promover el desarrollo, debería ofrecer unas condiciones favorables a estos países y acuerdos flexibles que les permitan promover por sí mismos sectores en los que tienen potencial".
 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s