Repsol YPF

 
 
Hola Mirones, ¿cómo va el verano? Por aquí bien: os traigo una historia interesante. Hace unos días Intermón Oxfam sacó a la luz un documento interesante sobre Repsol YPF, yo lei la noticia en varias fuentes, y entonces decidí firmar. Luego los de Repsol me enviaron un email, y yo les contesté… Os adjunto por tanto la noticia y los emails.
 
 

Intermón Oxfam denuncia que Repsol vulnera los derechos de los pueblos indígenas y la legislación internacional

Repsol YPF vulnera derechos fundamentales de las poblaciones indígenas de los lugares en los que ejerce su actividad. Estos derechos, recogidos principalmente en el Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), están también presentes en el espíritu de las normas internacionales que la compañía petrolera afirma respetar.

La vulneración afecta a ámbitos tan amplios como el derecho que tienen las comunidades indígenas a ser consultadas y dar su consentimiento antes de comenzar la actividad; la vulneración de derechos laborales o la inexistencia de compensaciones por el daño causado a la comunidad o al medio ambiente del que dependen para subsistir.

Estas son algunas de las conclusiones recogidas en dos informes presentados hoy por Intermón Oxfam La industria extractiva: pozos negros para los pueblos indígenas y Pueblos sin derechos. La responsabilidad de Repsol YPF en la Amazonía peruana , y el motivo de la campaña de participación ciudadana que comienza hoy para exigir al presidente de la compañía, Antonio Brufau, la puesta en marcha de una política que reconozca y cumpla con los derechos económicos, sociales y culturales de estos pueblos.

Según los informes, el derecho a consulta previa a la comunidad para obtener su consentimiento antes de comenzar los trabajos de prospección o extracción, es clave, puesto que supone la llave de acceso al resto de derechos internacionales como el de participación de beneficios, la compensación de daños o la capacidad de decidir sobre su propio proceso de desarrollo. Todos ellos están recogidos en el Convenio 169 de la OIT, principal instrumento internacional que regula el derecho de los pueblos indígenas y tribales.

“Imaginemos que una compañía entra en nuestra casa sin nuestro permiso, hace un pozo en el salón y destroza nuestro hogar. Contamina la casa, destroza el huerto y después de 4 o 6 años (lo que dura una estudio de prospección) se marcha sin arreglar el desaguisado ni compensarnos por los daños sufridos. La compañía decide, por su propia voluntad y sin negociación, otorgarnos un juego de cacerolas para compensarnos. Esto es lo que deben sentir las poblaciones indígenas en su relación con Repsol”, afirma Ariane Arpa, directora general de Intermón Oxfam.

“La compañía afirma respetar los derechos de las poblaciones indígenas y ha hecho de eso una bandera, recogiendo en sus informes el compromiso de respetar y promover declaraciones, iniciativas y normas internacionales. Pero la realidad es muy distinta. Sorprendentemente, hasta el día de hoy, Repsol YPF no sólo no dispone de una política que guíe su relación (y la de sus filiales) con los pueblos indígenas, sino que se ha negado a considerar su creación durante los últimos dos años”, afirma Isabel Tamarit, responsable del área de sector privado en Intermón Oxfam.

Los informes ponen de manifiesto, también, que la falta de voluntad por parte de la empresa por dotarse de una política pública y transparente de relación con los pueblos indígenas, tiene como consecuencia que sus filiales desconozcan y no apliquen los derechos que estas poblaciones tienen reconocidas en el derecho internacional.

Intermón Oxfam resalta que “los derechos de los pueblos indígenas son parte del Derecho Internacional, cuyo respeto constituye una obligación legal que afecta a todos los actores públicos y privados, incluidos las empresas”. Por ello, pide Repsol YPF que se comprometa a cumplir la legislación española (en materia laboral, ambiental y de derechos humanos) en caso de ser ésta más exigente que la del país de destino. España ha ratificado el Convenio 169 en febrero de 2007.

Perú, un caso concreto
Una investigación realizada por Intermón Oxfam en tres de los siete “lotes” que posee Repsol YPF en el país andino, sirve de ejemplo de las prácticas de la compañía en territorios con población indígena. Durante la investigación, diversos testimonios han puesto de relieve que:

  • el derecho de consulta y consentimiento en muchas ocasiones no existe, y cuando se realiza es deficiente.
  • Repsol YPF no dispone de un programa transparente de compensaciones e indemnizaciones que establezca mecanismos claros para valorar de manera justa los daños causados durante la exploración. De hecho establece habitualmente su valor sin contar con la participación de las comunidades afectadas.
  • La compañía realiza proyectos de acción social puntuales, pero no atiende la demanda de los pueblos indígenas de llevar a cabo planes de desarrollo comunitarios que surjan de las necesidades reales de desarrollo.
  • Se vulneran derechos laborales de trabajadores indígenas contratados para trabajar en los lotes, abonándoles salarios por debajo de los pactado, haciéndoles trabajar jornadas más largas de lo legal (12 horas en algunos casos) o no especificando la duración del contrato.

Intermón Oxfam lleva cerca de un año dialogando con Repsol YPF para identificar problemas y promover la adopción por parte de la compañía de una política empresarial sobre este tema. Sin embargo, durante este tiempo, no se ha producido ningún avance verificable.

“Justo antes del lanzamiento de estos informes Repsol YPF ha asegurado que tiene previsto elaborar una política de relación con pueblos indígenas antes de final de año, auque no han concretado en qué términos se llevará a cabo. Dentro de pocos días Repsol YPF tiene la posibilidad de demostrar que se toma en serio su relación con estos pueblos. La Asamblea del Pueblo Guaraní-Itika Guazu, en Bolivia, ha elaborado un convenio que sellaría las disputas que existen desde hace años con esa comunidad en concepto de compensación de daños. Hasta ahora Repsol YPF no ha accedido a ninguna demanda razonable”, concluye Tamarit.

 

Firmé, y este es el email que me mandaron:

REPSOL YPF TE ESCUCHA [repsolypfteescucha@repsolypf.com]

Muchas gracias por el interés mostrado en las prácticas que realiza Repsol YPF.

 

Las operaciones llevadas por la compañía, en ocasiones, se realizan en regiones de un alto valor ambiental y en las que están presentes pueblos indígenas. A tal efecto, Repsol YPF ha venido desarrollando políticas y normas, de obligado cumplimiento para sus trabajadores y trasladándolas a sus socios, entre las que destacan la Guía de Relaciones con la Comunidad y la Guía para la Elaboración de Estudios de Impacto Ambiental y Social.

 

Además, a inicios de 2007, Repsol YPF aprobó el Plan Director de Responsabilidad Corporativa 2007-2009 que quiere ser una guía de actuación para toda la compañía, en el que se incluye el Programa de Compromiso con la Comunidad, para tratar estos temas específicos en concreto.

 

Asimismo, la compañía siempre se ha mostrado abierta a cooperar y colaborar con las comunidades que se ven afectadas por la compañía y a tal fin, en el año 2006, se realizaron más de 700 proyectos de índole social.

 

De nuevo, quisiéramos mostrarle nuestro agradecimiento por su interés ya que parte de nuestra mejora como compañía y de nuestras mejores prácticas vienen apoyadas y sugeridas por el diálogo que Repsol YPF quiere mantener con sus grupos de interés.

 

Reciba un cordial saludo,

 

Repsol YPF te escucha

 

Y esta fue mi respuesta:

Hola: Muchas gracias por vuestra pronta y eficaz respuesta.

Como cliente habitual de vuestra empresa, no me cabe duda de las buenas intenciones de Repsol YPF. Pero tampoco me cabe me duda de las buenas intenciones de Intermón. Nunca suscribo ni firmo nada sin documentarme, y de hecho, todo lo que se me expone en vuestro email, lo asegura también Intermón. El problema es que sólo se han quedado en buenas intenciones, no se han llevado a la práctica. O si se han hecho, ha dejado mucho que desear, como los proyectos médicos en los que se enviaban medicinas caducadas y la posta médica estaba a 5 horas de las comunidades. Dar limosna a cambio de petróleo no es un “proyecto de índole social”. También se ha demostrado que los derechos de los indígenas recogidos en el Convenio 169 de la OIT y que están presentes en el espíritu de las normas internacionales que afirmáis respetar son pasados por alto, excusándoos en la legislación de cada país La mayoría de los países donde hay petróleo están en vías de desarrollo, todas sus leyes suelen ser menos exigentes que estos derechos, ¿entonces para qué suscribís estos convenios y normas internacionales?.

 Espero que sigan trabajando en ello, de manera más rápida y sobre todo más humana. Se puede ganar dinero de muchas maneras, espero que definan claramente cómo desean hacerlo realmente.

 Muchas gracias.

 

Inmediatamente me llegó un email de ellos… el mismo que antes¡¡¡ Es decir, responden automáticamente… ¿me llegará otro? Os mantendré informados¡¡.

 

Un abrazo a todos

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Repsol YPF

  1. Javier dijo:

    Lo que me temía… no responden, le mandas un email a esa dirección, hablando de lo que sea, y automáticamente te envían ese email¡¡¡ … Alucinante "repsolypfteescucha@repsolypf.com" sí, escuchan un montón.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s