Lo más cool es patentar… alimentos

 
Hola Mirones:
Hace tiempo que no escribo, lo sé, desde el año pasado (por cierto, feliz año) Bueno, aquí os remito algo interesante ocurrido en 1997: Dos profesores estadounidenses querían (creo que finalmente lo consiguieron) patentar la cosecha de la quinua, que es una planta autóctona de los Andes. Para que me entendáis: ¿os imagináis que los agricultores andaluces (y de todos lados) tengan que pagar cada vez que quieran sembrar tomates porque un profesor universitario ha "inventado" y patentado el cultivo del tomate? Pues de eso trata la noticia: los quechuas llevan más de mil años cosechando quinua y conocen sus funciones terapéuticas, y ahora llegan dos profesores que dicen que son ellos los que han inventado la cosecha de quinua. Como dice Casillas cada vez que le meten un gol: "Yo, lo flipo".*
 
* Como sé que sois unos flojos para leer, os he puesto de colorines las partes más importantes, para que por lo menos leáis algo, jejeje.
 
 
AGRICULTORES BOLIVIANOS RECLAMAN A LOS INVESTIGADORES PARA QUE SUSPENDAN LA PATENTE DE LA COSECHA DE ALIMENTOS ANDINOS

Los Agricultores y las ONGs se dirigieron a las Naciones Unidas para condenar la patente de la quinua como una amenaza a la seguridad alimentaria y una violación de los Derechos Humanos. La Asociación Nacional de Productores de Quinua de Bolivia (ANAPQUI) está pidiendo a los dos profesores de la Universidad Estatal de Colorado (Colorado State University) que suspendan su patente controversial para una de las cosechas de los alimentos más importantes – la quinua. "Nuestra integridad intelectual ha sido violada por esta patente" dice Luis Oscar Mamani, Presidente de ANAPQUI. "La quinoa ha sido desarrollada por los agricultores andinos por milenios, no fue "inventada" por los investigadores en Norte América," dijo Mamani. "Exigimos que la patente sea suspendida y que todos los paises del mundo rechacen el reconocimiento de su validez." El señor Mamani viajó a la Ciudad de Nueva York el 22 de junio para apelar en favor de los agricultores de quinua ante las Naciones Unidas donde una Sesión Especial de la Asamblea General se reunió entre el 23-27 de junio en la Ciudad de Nueva York.
Las ONGs Internacionales se adhieren a ANAPQUI en la protesta por la patente norteamericana de la quinua." Los agricultores Bolivianos tienen todo el derecho de estar alarmados," dice Koos Neefje de OXFAM UK, una ONG de desarrollo internacional con base en Londres. "Nos adherimos a ANAPQUI en solicitar para que la patente sea suspendida. Es una clara amenaza a la seguridad alimentaria. "Patentar cualquier cultivo de alimento es moralmente ofensivo, y no debe ser permitido por los gobiernos," concluye Neefje.

"La Patente de la quinua es un ejemplo alarmante de biopiratería" declara Pat Mooney, Director Ejecutivo de la Fundación Internacional del Avance Rural (RAFI), una ONG internacional con sede en el Canadá que fue primera en descubrir la patente controversial. "Los agricultores bolivianos y los investigadores se sorprendieron al conocer su existencia. Después de todo, ellos compartieron libremente sus semillas de quinua y sus conocimientos con los profesores de la Universidad Estatal de Colorado. Al lanzar una patente de la quinua, los investigadores Americanos se han apropiado egoistamente del conocimiento y los recursos genéticos que pertenecen a los pueblos indígenas de los Andes" explica Mooney.

Técnicamente los propietarios de la patente de quinoa tienen el derecho de impedir que la importación de quinoa hibrida entre a los Estados Unidos si se ha producido usando la variedad Apelawa. Uno de los propietarios de la patente, el profesor Duane Johnson ha declarado que donará la tecnología a los paises Andinos y que no aplicará la patente fuera de los Estados Unidos. Pero los agricultores bolivianos y las ONGs no están satisfechos y señalan que la esterilidad masculina en las variedades de quinua de los agricultores Andinos se ha conocido por décadas. "No necesitamos que un profesor Americano nos done lo que por derecho es nuestro." dice Mamani.

"El tema no es simplemente quinua," dice Edward Hammond de RAFI. "Hay algo terriblemente equivocado cuando las oficinas de patente dan patentes de monopolio sobre cultivos de alimentos – especialmente en alimentos principales para los pueblos pobres. Esto es un precedente peligroso y perturbante, y no debe permitirse que continúe. El acceso al alimento y el Derecho Universal al Alimento no deberian dejarse en manos de aquellos que controlan patentes en tecnologia y germoplasma," concluye Hammond de RAFI.

ANAPQUI se reunió con RAFI, la Red de Biodiversidad de los Pueblos Indigenas y otras ONGs en la Asamblea General de las Naciones Unidas, entre el 23-27 de junio en la Ciudad de Nueva York. Las organizaciones pidieron a la Asamblea General la Opinión de Asesoría de la Corte International de Justicia (la Corte Mundial) sobre asuntos morales relacionados con la patente de cultivos alimentarios y otras formas de vida.

La campaña para rechazar el reclamo de la patente de quinua es respaldada también por las Misiones Agricolas, Alivio Mundial Luterano (EEUU), Alivio Mundial Luterano Canadiense, IBIS (Dinamarca), y Red de Biodiversidad de Pueblos Indígenas (IPBN).

(Fuente: RAFI, via internet, julio 1997)

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Noticias y política. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s